domingo, 7 de octubre de 2007

De memoria

De memoria recita el poema que escuchaba de chica.

Es que el aire es más puro ahí arriba, querido?

No puedo subir tan alto.

Tengo puesto un vestido. Bastante incómodo para trepar.


Súbitos momentos en los que recuerda las palabras textuales

No es difícil nadar tan tarde?

Pensar tan tarde?

Las ideas se hacen niebla. Hieren más que otras veces.

Así no quiero seguir. Adelante. No veo lo que hay delante.

Puede que se haga de noche antes de que llegue a casa.

Puede ser que no vea mi sombra en las calles de tierra,

que los perros salgan a ladrarme a oscuras.

Por encima de mi hombro los vi tratando de irse.


Se desvanecian los pastores de ovejas.

Habia tantos que no me molestaba en robar sus imágenes

Tarde para hablar de nuevo. Lo ha dicho.

Ha disimulado mi tristeza dibujando átomos.

De pronto, he conversado con gente que se te parecia bastante.

Haciendo tantas migas alrededor de mis vestidos.

No hay comentarios: