domingo, 11 de octubre de 2009

Te dije bajo ese cielo turquesa, te hablé.
Te esperé acurrucada en tu pecho.
Sembré un camino enrevesado doblando en las curvas, siempre en las curvas,apretando los dientes para que no se escape la verdad; para tenerla conmigo y que esté con vos. Para que con ojos humanos nos miremos, con cuerpo humano nos abracemos, y con felicidad humana nos asombremos por tenernos.

5 comentarios:

Matías Brasca dijo...

Y con manos humanas, gigantes, te aplaudimos!!! Excelente!!!

Anna Meza dijo...

..Hola te comento que siempre ingreso a tu blog. No se cmo llegué acá,pero la verdad me gusta mucho. Muy lindas palabras...

Beso.-

memoria cuantica dijo...

gracias mat!besos

muchas gracias anna, me alegra hayas encontrado el blog aunque no sepas cómo :)abrazos!

Jorge Morales dijo...

da gusto ser humanos y poder encontrarnos en manos palabras y pensamientos , me gustan los humanos... Me gusta !

memoria cuántica dijo...

a mi tambien me gustan los humanos y me gusta ser humana...
me alegra leer palabras tuyas por estos lados mister arco iris!!
gracias por pasar :D