sábado, 23 de noviembre de 2013

Almuerzo de agujero negro

Tuve turbulencias al volver
Sed y sudores con ritmo de espasmos
El mar no estaba adentro mío
Abrí los ojos hasta ver azul

Me anonadé en los arboles. Las ramas hervían entrelazadas como venas.
Compasión en los cristales de su savia

Avanzaban los soles hacia el espacio interior.  El espacio exterior oliendo a carne quemada y a metal. Los trajes de los astronautas que vuelven huelen a eso.

Nos dirigimos a ser almorzados por el agujero negro del centro de nuestra galaxia.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

heridas raras


Se acerca el estímulo de caer en la sombra de peces y de heridas raras. Casi como si conocieras el instante, casi como si pudieras meterte en ese instante de árboles y nubes que se hacen vapor en el pecho; el estado en el que se funde la materia.

Llega condensado el silencio.
La misma espera que sube desde lo hondo, se calma en la rapidez.


 el caos del abismo 


  *************

En el ácido del pasto frío, comenzó a molestar el adentro
Se encontraron las fuerzas que caminaban en mi cabeza.
Escuchá como hablan los árboles, saben que te quiero y me juzgan por enredar las cosas.
Yo no inventé el amor, apenas puedo entenderlo.

Llueven nubes que se mezclan con mis ojos y mis plantas.
El suelo se incendia y no puedo apagarlo.

En este silencio encontré otra forma de llorar.