jueves, 6 de febrero de 2014

quiero

Pedazos de días que chorrean charcos de lluvias dilatadas. Espacio tiempo inmune a los rayos.
La calle es un río, vidrios, cables, bolsas de nylon

Esperando que paren los truenos; que pare un poco el flujo de agua. Los niños chiquitos se tiran de toboganes de agua y barro que se forman en la calle.  Bajan madres del colectivo con tacos altos y ropa de verano. Nenas en sus brazos, cruzan la calle- río para ir al hospital.

Caramelos baratos de kioscos, tengo $1 en mi monedero. Quiero un café caliente, quiero zapatos baratos, quiero el cielo y un monte verde de pinos para ver. Quiero.

Suben las mareas y nos amuchamos con una desconocida bajo un pedazo de techo, nos mojamos, nos reímos; no viene el colectivo.
Números mágicos adentro de galletas de la fortuna. Ruidos de ovnis en el patio de cinco.
Los rubíes falsos brillaban en la arena desde antes que naciéramos.