viernes, 31 de julio de 2015

En lo oscuro

Yo era un pájaro
De nidos grandes y esporas nucleares
Eran dentro de mi espalda los caminos, dentro de mi boca
la garganta de los ríos.
Se absorbían como esponjas un par de ojos
Y miraban desde lejos. 
Se hacían oro, hasta disolverse en lo oscuro.

Cuando te fuiste se sulfuró el sueño.
Vos no hablabas.
Cuidabas un estanque de miedo.
 Pedazos de sombra por todos lados. 
Y las tapas de los discos tenían manchas de un amarillo como el de las flores de trébol.

Gotas chiquitas  resbalando en la ventanilla del taxi.
Un mundo que no volviste a ver.

No hay comentarios: