martes, 18 de mayo de 2010

polvo

porque somos polvo
somos elegantes cuando lloramos y se nos desgarra el corazón,
nos enteramos de los secretos por unos segundos y podemos seguir adelante
nos hace regalos el monte y cada yuyo y cada espina del monte
nos asombramos, cantamos con la luz encendida.
nos visita la forma de las cosas que se mete debajo de nuestra piel y nos dice muy bajo- casi no podemos escuchar, pero lo intentamos y finalmente lo oímos- que no tengamos miedo.

ya no tengo miedo, aquí perdida en este mar de palabras, perdida desde que perdí a todos y a mí misma. Ahora vuelvo a un lugar.

“Dragones luchan en la pradera, su sangre es negra y amarilla”

miércoles, 5 de mayo de 2010

11 de octubre del año pasado

Enfrento vientos de tierra entumecida.
Mis ojos y mi boca saben bien cuando cerrarse.
Saben mejor que yo. Saben.
Subo al colectivo, me enfrento con el tumulto
y con rostros que no quieren a nadie.
Surfeando entre los cuerpos humeantes,
haciendo de cuenta que no me duele,
que no me importa, recuerdo.
El resto del tiempo solo trato de buscar.
El resto del tiempo no encuentro.
Me hundo en mi corazón.

Somos peso muerto anocheciendo.