jueves, 24 de octubre de 2013

cristal que arde

agite las aguas sin ver donde ponía mis pies
sos un salto en blanco de la noche que te hizo hijo
el cielo se apago de estrellas y de lunas chicas
pero igual podíamos vernos

te quiero tanto que se preguntan los valles y las piedras de donde venís
me veo en vos porque sos el cristal que arde

anochece y sube el frío de nuestros dedos
que se entrelazan desde la pieza de escaleras raras  y alfombra azul
se entrelaza el tiempo y el cordón que sale de mi panza
y llega hasta la tuya

quise atraparte como a un tesoro

llegaste desde el fondo y en el fondo surgís de nuevo
me aquieta tu mano
me vuelve líquida
estás en la sangre que despierta cada día
vos y todos los detalles.


1 comentario:

Simon jaeggi dijo...

Que lindo que es querer.
Un abrazo para ambos.