sábado, 5 de marzo de 2016

Dio semillas

brotó un silencio
de esa grieta en la pared

una parte mía dio semillas
otra parte murió vendada
a los ojos de los otros

en mis manos, frutos ásperos  
me transformé en sequía
y la tierra enmudeció

adentro fluye un rio
que se escapa a veces por la boca
y no dice lo que quiere
canto atragantada
porque el ruido del mundo se ha hecho inmenso
porque las palabras que escuché se hicieron latidos
marcando un ritmo acelerado
palpitando en la garganta
pero no en el pecho

hasta el próximo invierno
voy a quedarme enredada en estas notas
haciendo una lista de cosas que murieron:
una foto
la miel de otoño
los nueve años

y el sonido que tenía tu voz